“Sin distanciamiento moral” - el nuevo reto para los exportadores

Una nueva ley que debe regular la Cadena de Abastecimiento trae grandes oportunidades para exportadores – sin embargo, solo para aquellos que saben cómo prepararse.


Mientras que el Covid-19 recibe la mayoría de nuestra atención en estos días, Industria, Económica, Gobierno y Activistas están analizando y promoviendo una Ley de Cadena de Abastecimiento en Alemania. Bajo el slogan “sin distanciamiento moral” la iniciativa intenta impactar positivamente en temas como derechos humanos, trabajo infantil y protección de medioambiente.


Prof. Ing. Günter Schranz

La iniciativa busca mas justicia dentro de las cadenas internacionales de abastecimiento y quiere, a través de una nueva ley, obligar a las empresas a responsabilizarse y exigir a sus proveedores internacionales a cumplir con buenas practicas sociales y medioambientales.



La empresa en el país de destino, digamos el importador, tiene que asegurarse que sus proveedores cumplan con ciertos estándares sociales, medioambientales y de seguridad.



Atrás de esta ley existe una enorme presión social, además el interés y la responsabilidad que quiere asumir el consumidor final, la cual expresará con su decisión de compra. “Estamos preparando a nuestras empresas a cumplir con estándares sociales y mostrar su cumplimiento a través de una auditoría y certificación.” comenta el Prof. Ing. Günter Schranz, CEO, DQS Caribe en nuestra conferencia virtual, organizada por la AHK El Salvador junto con el apoyo de la AHK de Centroamérica y el Caribe (AHK ZAKK), con el propósito de sensibilizar la importancia del cumplimiento de estándares. “Habrá una nueva distribución de los mercados y los que estén preparados van a beneficiarse de oportunidades completamente nuevas.”

Aun siendo Alemania el país que supuestamente lidera esta iniciativa se espera una dispersión muy rápida a otros países y continentes. Si no es el valor agregado en la venta del producto o la propia conciencia, será la presión social y pública que obligará también a importadores comprar de fuentes certificadas, aún si todavía no existe una ley en su país.

La iniciativa de la ley de abastecimiento tiene todo el potencial de convertirse en poco tiempo en una tendencia mundial que afecta a todos. Günter Schranz comenta: “cada uno decide cómo va a ser afectado. Lo mejor es prepararse y cumplir. Quien cumple complace a sus clientes. Además, tendrá las mejores posibilidades de ganarse los clientes de aquellos exportadores que por no cumplir dejan de participar en el mercado.”

A nivel global representan las cadenas de valor el 80% del comercio mundial y son fuente de ingreso para más de 450 millones de personas. Según fuentes oficiales ninguna otra gran nación industrial está tan intensamente integrada en las cadenas de suministro como Alemania. Aproximadamente 775.000 Importadores mueven un saldo anual de 1,3 billones.

Alemania muestra una mayor dependencia de Productos pre-elaborados o insumos en la industria textil (63 % del valor agregado), la industria electrónica (45 %), la industria química y farmacéutica (39 %), la industria alimentaria (37 %), la industria automotriz (29 %) y la ingeniería mecánica (28 %).

25 views0 comments