Alemania en pro del trabajo y desarrollo mundial.


Actualmente existen muchos países que poseen tasas de desempleos muy altas. Especialmente los jóvenes que residen en regiones económicamente subdesarrolladas terminan viendo como única salida la migración hacia países extranjeros. Sin embargo, es posible crear oportunidades locales, pero la falta de información sobre alternativas de empleo y capacitación impiden a los individuos ver estas mismas.


La Deutsche Gesellschaft fur Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH opera diferentes centros de asesoramiento los cuales tienen como objetivo de brindar opciones de educación, capacitación, oportunidades de trabajo en la región e incluso requisitos para la migración regular en Alemania. Estos centros también ayudan a retornados del extranjero a reinsertarse en el mercado laboral local y a reintegrarse en la sociales.


Actualmente, GIZ tiene centros operativos en once países socios: Albania, Ghana, Irak, Kosovo, Egipto, Marruecos, Nigeria, Senegal, Pakistán Serbia y Túnez, en nombre del Ministerio Federal Alemán para la cooperación económica y el desarrollo (BMZ) coopera en cada caso con las administraciones naciones del trabajo. Desde el año 2015, que es desde cuando se han desarrollado gradualmente estos centros han generado un interés considerable y hasta ahora se han realizado alrededor de 118.900 sesiones de asesoramiento, entre las cuales 30.700 personas que han egresado a su país de origen han participados en estas.


Wissem, quien es originario de Túnez y es uno de los beneficiados con estos centros de asesoramiento, 2002 decidió migrar hacia Europa en busca de nuevas oportunidades debido a la alta taza de desempleo en su país natal. Sin embargo, después de 15 años de vivir en Italia, Francia y Alemania, su solicitud de asilo fue rechaza y se vio obligado a retornar a Túnez. Al regresar, el centro de asesoramiento germano-tunecino le brido información de sus opciones profesionales y lo colocó en una formación para la creación de una empresa. Este centro ayudó a Wissem a poner en marcha su propio supermercado en su antiguo barrio.


No solo los centros de asesoramiento son las que ayudan a las personas a la creación de oportunidades. Varios proyectos de la cooperación de empresas privadas, organizaciones internacionales e instituciones de países socios locales. Debido a estas alianzas se ha logrado ofrecer una gran cantidad de oportunidades de capacitación y educación para que aquellos que lo soliciten obtengan más calificaciones en su línea de trabajo actual, permitiendo así mejorar perspectivas en el mercado laboral.


Gracias al apoyo que han recibido estos proyectos, desde 2017, se han entregado alrededor de 951.700 de estas medidas de apoyo individual. Más de 184.500 personas ya se han ubicado en un trabajo o cuentan con su propio emprendimiento, entre los cuales 11.300 son retornados de Alemania. También fueron ofrecidas casi 97.600 medidas para que las personas pudieran iniciar su propio emprendimiento.


Por Amanda Alvarado.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo