Transporte limpio y sus oportunidades de inversión: ¿Posible? ¿Seguro? ¿Eficiente?


En el panel “Electromovilidad” del Foro de Inversiones de la Unión Europea llevado a cabo entre el 3 y 6 de Mayo, el director general de la división "Soluciones" de AES, Roberto Sandoval, presentó la iniciativa gubernamental de electromovilidad en el país como medio de transporte alternativo. Este incluye la compra de quince vehículos eléctricos, 19 estaciones de carga rápida y un proceso de formación para el mantenimiento de motores eléctricos que; a pesar de ser mucho más simple que el de los vehículos de combustión, tienen un período de vida más largo (siete años aproximadamente), asegura Sandoval.


Por otro lado, comenta que es necesario promover una red privada para fomentar el cambio de los vehículos de combustión interna hacia los de electricidad; es por ello que se aprobó una reducción del arancel para este tipo de vehículos: de un 30% a 0%. Este acuerdo entró en vigor en Enero del 2021. Algunos de los retos más importantes en esta transición son:

  • La indisponibilidad de vehículos y materiales necesarios para nuestro mercado, debiéndose importar en su totalidad.

  • Superar el rango de ansiedad sobre la perspectiva que se tiene con la electromovilidad. Esto puede lograrse mediante plataformas educativas que introduzcan la dinámica e industria a nuestra cultura y nuevas generaciones.

  • Estaciones de carga en la totalidad del territorio nacional y una red de carga pública.

Complementario a la ponencia, desde nuestra nación hermana Costa Rica nos presentaron cómo potenciar inversiones regionales en electromovilidad. Roberto Quirós Balma, coordinador del programa de Movilidad Eléctrica de Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), presenta cómo Costa Rica cuenta con una infraestructura de electromovilidad mediante el Plan Nacional de Transporte Eléctrico (PNTE), así como la Ley de Incentivos y Promoción del Transporte Eléctrico que buscaba traslado no solo del sector público y privado sino también de la población costarricense en general con cargadores personales en sus hogares.


Para este objetivo era necesario innovar y mejorar la red eléctrica de sus ciudades, así como la digitalización de las red de carga eléctrica vehicular, demostrando así que las experiencias compartidas entre estos países pueden llevar a una eficiente y consecutiva transición hacía este tipo de movilidad alternativa.



0 comentarios