top of page

Movilidad Eléctrica en El Salvador: Un Futuro Sostenible


Por: Juan Marco Alvarez


Foto: DELSUR

En los últimos años, la movilidad eléctrica ha ganado terreno en todo el mundo como una alternativa limpia y sostenible en comparación al transporte tradicional basado en combustibles fósiles. Comparto las razones por las cuales la movilidad eléctrica es una excelente opción para El Salvador


1. Ahorro de Combustible y Costos. Los vehículos eléctricos (VE) ofrecen una ventaja significativa en términos de ahorro de combustible. Según la Asociación de Movilidad Eléctrica de El Salvador (ASOMOVES), un usuario de un VE podría ahorrar hasta un 75 % en gastos de combustible en comparación con un vehículo de combustión interna. Esto no solo beneficia a los conductores individuales, sino también a las empresas que renuevan sus flotas con vehículos eléctricos a corto y mediano plazo. Además, el costo de mantenimiento de los VE es notablemente inferior. La ausencia de componentes mecánicos complejos, como cajas de cambios y sistemas de escape, reduce la necesidad de reparaciones costosas. Esto se traduce en un ahorro significativo para los propietarios a lo largo del tiempo de vida útil del vehículo.


2. Reducción del Impacto Ambiental. La movilidad eléctrica no solo es una opción conveniente para los conductores, sino también una herramienta poderosa para combatir el cambio climático y reducir la huella de carbono.  Primeramente, los VE contribuyen a la reducción de emisiones de gases de efecto Invernadero (GEI). Estos no emiten dióxido de carbono (CO₂) durante su funcionamiento, ya que no queman combustibles fósiles. Asimismo, los motores de combustión interna liberan óxidos de nitrógeno (NOₓ), que contribuyen a la formación de smog y la lluvia ácida. Al utilizar VE, se reducen significativamente estas emisiones nocivas.

De Acuerdo a un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la movilidad eléctrica podría disminuir aproximadamente 1.4 gigatoneladas de CO₂ al 2050, y ahorrar hasta $ 85,000 millones en combustibles en América Latina. En ese sentido, la movilidad eléctrica es una contribución directa a los Objetivos Climáticos Nacionales e Internacionales como el Acuerdo de París y El Salvador se ha comprometido a reducir sus emisiones de GEI como parte del Acuerdo. La adopción de vehículos eléctricos como estrategia clave para cumplir con estos objetivos, reducirá la huella de carbono del sector transporte y contribuirá a limitar el calentamiento global a menos de 2°C.  


3. Infraestructura de Carga. Para que la movilidad eléctrica sea una realidad en El Salvador, es esencial contar con una infraestructura de estaciones de carga adecuada. Afortunadamente, las reformas a la ley de movilidad eléctrica buscan establecer estos puntos de carga en todo el país. Dada la geografía de El Salvador, con distancias relativamente cortas entre ciudades, la implementación de estaciones de carga es factible. La instalación de puntos de carga en centros comerciales, estacionamientos públicos y áreas residenciales permitirá a los conductores cargar sus vehículos de manera conveniente y rápida. Además, la adopción de tecnologías de carga rápida contribuirá a eliminar la preocupación por la autonomía limitada de los VE.


4. Incentivos Fiscales y Exoneraciones. La ley contempla incentivos fiscales y económicos para el uso de vehículos eléctricos e híbridos tanto en el sector público como en el privado. Al adoptar vehículos eléctricos, los ciudadanos pueden beneficiarse de exoneraciones de impuestos y tarifas, lo que hace que la transición sea aún más atractiva. Además, la inversión en VE también puede generar empleos en la industria de mantenimiento y servicios relacionados, fortaleciendo la economía local y creando oportunidades de empleo para los salvadoreños.


5. Mejora del Transporte Público. En el contexto del transporte público, los autobuses eléctricos ofrecen una alternativa limpia y silenciosa, mejorando la experiencia de los usuarios y reduciendo la contaminación sonora y atmosférica en las ciudades.


6. Innovación. Algo que se debe enfatizar es que la movilidad eléctrica está en la vanguardia del desarrollo tecnológico, con avances continuos en la capacidad de las baterías, tiempos de carga más rápidos y mayor autonomía de los vehículos. Además, la movilidad eléctrica se alinea con tendencias como la digitalización y la conectividad.

Es evidente que la movilidad eléctrica ofrece ventajas significativas sobre otros medios de transporte, especialmente en términos de mitigar el cambio climático, sin mencionar sus beneficios económicos y sociales.



10 visualizaciones

Comments


bottom of page