KINDERHERZEN: Construyendo corazones sanos y sueños felices.


Desarrollado para los pequeños corazones alrededor del mundo, la organización KINDERHERSEN apuestan por unidades hospitalarias móviles capacitadas de sala de operaciones, recuperación y otras áreas necesarias para operar corazones de infantes de hasta 3 años nacidos con malformaciones cardíacas. Reduciendo así la taza de mortalidad infantil cardiovascular congénita tan alta del 100% en los primeros 7 años de vida, KINDERHERZEN devuelve un estilo de vida normal equiparable con infantes nacidos en condiciones de salud total.


Con más de 3 décadas en el desarrollo de unidades hospitalarias 100% móviles, se convierten en la primera unidad cardiovascular móvil del mundo que, en la actualidad, prestan servicios estacionarios en los países anfitriones de manera temporal. De la mano de Fundación Sana Mi Corazón de El salvador, KINDERHERZEN se embarcó en una ruta nacional con objetivo de conocer las amenidades hospitalarias de los puntos principales del país en las zonas occidental, central y oriental así como la realidad y necesidad de sus servicios en nuestras tierras.


Con el desarrollo de MOHKI, nombre de la unidad hospitalaria móvil, ahora las unidades desmontables y adaptables a las condiciones del entorno aseguran traer salud a los menores afectados y de una manera sostenible. La instalación de estas unidades es tan sencilla que no requieren de maquinaria pesada ni especializada, están fabricadas con un tipo de plástico especializado para soportar las medidas biosanitarias necesarias y su funcionamiento no requiere de energía eléctrica debido a su sistema de autogeneración sostenible de energía; convirtiéndola, en su totalidad, en una apuesta accesible, sostenible, garantizada y amigable con el medio ambiente.


La organización KINDERHERZEN ha venido desempeñando sus proyectos altruistas en países de los continentes Africano, Asia, Centro y Sur América; sin embargo, esta tecnología tan innovadora y vanguardista no es más un plan utópico. El proyecto MOHKI de KINDERHERZEN, de la mano de organismos locales Salvadoreños, planean implementar y estrenar el operativo hospitalario móvil en nuestras tierras, marcando así un hito en la historia médica nacional y mundial en la que un hospital de niños móvil devuelve y regala una esperanza de vida normal a infantes con enfermedades cardíacas congénitas.


Por otra parte, la estructura hospitalaria anfitriona también ve beneficios agregados de este programa. KINDERHERZEN es encargada de proveer todo el inmobiliario, utensilios y requeridos para las operaciones, funcionando 100% con fondos provenientes de donaciones y capacitando al personal médico de la entidad hospitalaria invitante.


Calidad Alemana en su máxima expresión.

0 comments