top of page

Desafíos y Oportunidades en la inversión extranjera directa del País.

El tercer trimestre del año 2023 ha traído consigo en la inversión extranjera directa (IED) para El Salvador, un monto de $142 millones, según los datos proporcionados por el Banco Central de Reserva (BCR). Con base al IED de otros países en la región, persiste el reto de consolidar al país como un destino atractivo para la inversión, ya que continúa siendo el de menor recepción en la región.


Durante los primeros nueve meses del año, El Salvador ha experimentado un incremento positivo en la IED, alcanzando un total de $486 millones, la cifra más alta desde 2018. Douglas Rodríguez, presidente del BCR, destaca a Panamá como el principal origen de esta inversión, seguido de cerca por México y España. Sectores como actividades financieras, servicios, comercio y electricidad han sido los más beneficiados en este último trimestre.


A pesar de estos avances, El Salvador enfrenta la tarea de cerrar la brecha con otros países de la región en cuanto a captación de inversiones. Datos del Consejo Monetario Centroamericano indican que tanto Costa Rica como Nicaragua han atraído sumas significativamente mayores. El economista Otto Boris Rodríguez subraya la necesidad de alcanzar al menos $1,000 millones para impulsar el crecimiento económico y destaca la importancia de mejorar el entorno macroeconómico para atraer inversiones.


imagen de dinero

El gobierno atribuye el aumento en la inversión a una percepción de mayor seguridad y a la promoción del turismo. Sin embargo, Rodríguez señala que las inversiones significativas de grandes empresas aún no se han materializado, concentrándose más en sectores como la tecnología, donde la generación de empleos es más limitada. Además, la inversión privada de salvadoreños en el exterior ha mostrado interés en áreas como la construcción.


Por otro lado, la disminución de la inversión debido a condiciones económicas en Estados Unidos genera inquietudes. Empresas como HandesBrands cerraron plantas, impactando negativamente la inversión y desencadenando despidos masivos.


De esta manera, El Salvador ha alcanzado progresos en la atracción de inversión extranjera, pero persisten desafíos para competir con sus vecinos regionales. Mejorar el entorno macroeconómico, fortalecer la seguridad jurídica y promover sectores estratégicos son acciones esenciales para mejorar el panorama económico del país. La diversificación de inversiones hacia áreas con potencial de empleo sostenible también se presenta como una prioridad para alcanzar un crecimiento económico estable.



Redacción: Jacob C.

31 visualizaciones

Comments


bottom of page