Conectados a través de la Inteligencia Artificial


La Inteligencia Artificial basada en el lenguaje ha superado la ciencia ficción. Sin embargo, no se aprovecha el máximo potencial que ésta nos puede ofrecer. Los asistentes digitales que reaccionan a los comandos de voz pueden ser utilizados para alcanzar un desarrollo sostenible. Una máquina debe ser entrenada con el lenguaje apropiado para que esta pueda reaccionar y hablar como un humano y son exactamente estos datos lingüísticos los que han hecho falta en diferentes idiomas. Actualmente, grandes empresas como Google o Amazon recopilan y utilizan estos datos, pero idiomas locales de naciones remotas, al no ser relevantes para estas compañías, tienden a descuidarse.


La iniciativa por parte del gobierno alemán “FAIR Forward- Artificial Intelligence for All” tiene como objetivo que los datos se compilen y se abran para que puedan ser utilizados por más personas, permitiendo así que la información se utilizada con fines sostenibles y a su vez mejore la calidad de vida de muchas personas. Este proyecto se enfoca en idiomas de países africanos y asiáticos que hasta la vez han sido subrepresentados en el desarrollo de la IA.


El proyecto global está actualmente activo en Ghana, Ruanda, Uganda, Sudáfrica e India y está a cargo por el Ministerio de Desarrollo Alemán (BMZ) e implementado por Deutsche Gesellschaft fur Internationale Zusammernarbeit (GIZ) GmBH quienes junto con empresas locales buscan recopilar datos que puedan ser utilizados después para promover el desarrollo de aplicaciones y productos digitales como, por ejemplo, asistentes de voz.


Aunque actualmente debido a la falta de datos locales, los asistentes de voz IA solo hablan idiomas como Inglés, Español, Francés y Alemán, la iniciativa FAIR Forward apoya a una fundación Mozilla y su plataforma Common Voice que permite a las personas realizar donaciones de grabaciones de voz en su idioma natal. Esta plataforma cuenta con la ventaja de que cualquiera puede grabar y escuchar oraciones y verificar en el mismo momento su pronunciación. Gracias a esto se han logrado recopilar miles de horas en grabaciones de voz de idiomas africanos.


El desarrollo de la IA basada en el lenguaje ha sido particularmente útil para Ruana, donde el idioma oficial es Kinyarwanda, debido a que casi el 30% de sus ciudadanos son analfabetos; por tanto, los asistentes de voz han sido totalmente útiles para ellos. Gracias a estos datos y con la ayuda brindada por la IA basada en el lenguaje, el primer chatbot basada en idiomas ya está listo para su lanzamiento, permitiendo así que las personas, a través de sus dispositivos móviles, puedan comunicarse con el Bot en Kinyarwanda. Pronto podrán obtener información de temas vanguardistas en su idioma nativo y sin con la desventaja del analfabetismo latente.


Por Amanda Alvarado

0 comments