Año nuevo... ¿costumbres viejas?

Updated: Jan 5


“Todo comienzo tiene su final, así como cada final abre espacio para nuevos comienzos”.

En diversas ocasiones las personas se ven obligadas a ver esta realidad desde una perspectiva bastante desconsoladora: por la despedida de un ser querido, la dolorosa pérdida de algún ser importante, la incertidumbre del desempleo o la tristeza de un corazón roto.


Pero… ¿Qué sucede cuando tenemos la oportunidad de dirigir el curso de nuestras de cisiones de forma que ese final sea más placentero? ¿Cómo conseguir buenos comienzos para disfrutar más esos finales? Existen diferentes maneras de tomar decisiones, herramientas con las que podemos experimentar de acuerdo con el riesgo que estamos dispuestos a correr al tomar una decisión y todo dependerá de la naturaleza de la situación en la que nos encontramos.


Es de esperarse que encontremos situaciones de “cross roads” ahora que estamos dándole apertura a un año nuevo; en especial un año tan prometedor en que las condiciones globales de salud se ven más promisorias: las restricciones de aforo disminuyen, las cuarentenas son más aisladas y esporádicas y, aunque vemos contagios, disminuye la mortalidad. Es de esperarse ver un crecimiento económico a nivel mundial y se vuelve primordial la toma de decisiones que vayan de la mano con medidas de contingencia que se puedan adaptar a la “nueva normalidad”.


En muchas ocasiones nos vemos enfrentados por dos sensaciones bastante contrarias la una con la otra. Por un lado, la latente incertidumbre del qué será. A pesar de haber superado la prueba mayor presentada en el anterior 2020, los estragos de una pandemia son aún muy frescos y podemos vernos frenados de trazar planes comercialmente agresivos que se puedan ver frustrados por esta misma incertidumbre… ¿what if…?


Por otra parte, aunque las palabras “nueva normalidad” se ven reflejadas dentro de nuestro nuevo vocabulario, nos vemos renuentes a aceptar los cambios forzados de las industrias y los mercados: de tiendas físicas a tiendas online, servicios de delivery de alimentos aumentando exponencialmente, el crecimiento de la efectividad y aceptación del trabajo remoto, reuniones virtuales con clientes, proveedores (e incluso entre los mismos compañeros de trabajo).


Nos encontramos en el momento idóneo para detenernos un instante, respirar profundo y pensar con cabeza fría la meta que buscamos y qué rutas podemos seguir para no perder nuestro rumbo. Ajustar nuestras estrategias priorizando las invaluables lecciones que estos últimos 2020 y 2021 nos han permitido aprender serán clave para el éxito de un 2022 histórico.


0 comments